Cerveza Joe by Ralf

enero 4, 2018 | 0 Comments | agenciajoe

Nunca nos han gustado las típicas felicitaciones de Navidad. No somos de montajes ñoños con arbolitos, de posados con jerséis de renos o con gorros de Papa Noel de todo a 100. Nos gustan las cosas frescas y diferentes y, la verdad, para felicitar las fiestas de esta forma, mejor no hacemos nada.

En 2016 nos convertimos en regalos gigantes para nuestros clientes y en 2017 nos divertimos “jugando con fuego” en una felicitación pirotécnica muy chula. Para este año teníamos algunas ideas muy divertidas en el tintero, pero fueron descartadas al minuto al salir a ruedo la palabra “cerveza”. Y es que, con lo cerveceros que somos en Agència Joe, ¿qué mejor que un brindis con nuestra propia cerveza para felicitar las fiestas a nuestros clientes y amigos? Y a eso que nos pusimos.

En un principio, pensamos en elaborar nuestra propia cerveza en la agencia. Investigamos cómo podíamos hacerlo y testeamos varios kits de cerveza casera, pero desconfiamos del resultado final. Queríamos que nuestros clientes y amigos disfrutaran de tomarla y que nuestra felicitación no se quedase en un diseño bonito o en un simple objeto decorativo que acumula polvo sobre una estantería.

En este punto es cuando decidimos contactar con los maestros cerveceros de Ralf, una pequeña empresa de Maria de la Salut que elabora su cerveza artesanal con la misma pasión que impregnamos a cada uno de los trabajos de Joe. Y para allá que nos fuimos todo el equipo.

En Ralf participamos de todos y cada uno de los pasos del proceso de elaboración y, como no, lo registramos todo con nuestra nueva Sony Alfa A7RIII, para posteriormente editar el vídeo de felicitación que habéis podido ver en nuestras redes sociales (presiona el enlace si te lo perdiste). No hace falta decir que lo mejor del proceso fue el momento de la degustación.

Pasadas 3 semanas, nuestra cerveza estaba a punto para ser envasada y consumida. Ya solo restaba nuestro toque de diseño para hacerla más propia todavía, elegir el packaging idóneo y hacérsela llegar a nuestros clientes. Todo ello en un breve intervalo de tiempo, pues debíamos dejar todo a punto con nuestros clientes para poder salir de vacaciones sin preocupaciones. El resultado es el que veis. Juzgadlo vosotros mismos. El diseño os gustará más o menos, pero la cerveza está de p… madre.

¡Chin-chin!